Archivos mensuales: noviembre 2014

Infimo #9

Acaso yo solo sea un espejismo que creyó encontrar el desierto, justificado únicamente por una visión desesperada.

Ínfimo #8

Sabio es quien identifica la insignificancia que puede completarnos.

Ínfimo #7

Si tras desaparecer toda la sabiduría universal sigues estando tú ahí en tu mismo significado, ¿entonces?

Desalojo

Los corazones deshabitados mueren lentamente, se encogen, resecan y pronto nada puede ya circular a través de ellos. La estenosis emocional, cuando se cronifica cancela cualquier futuro salvo el de la oscuridad, ahí donde nace el dolor intolerable, el lugar en el que habitan todos los fantasmas.

Infimo #6

No tengo más respuestas porque no es mortal lo que ahora pienso, pertenece ya a la noche, la que habita tras la noche. Perteneciente a “Reverso de la sombra”

Ínfimo #5

Tus ojos a medio vestir me piden que regrese.

Ínfimo #4

El corazón solo tiene dimensión cuando alguien habita en él.

Muero cada noche

Muero cada noche, en una inmensidad insuficiente para cobijarme, anhelando la madrugada, mientras las estrellas fallecen y se desnudan las constelaciones, cuando sus lamentos devienen inaudibles a la abstracción de las nubes.

Versos muertos

Versos nacidos muertos se hacinan anónimos acumulando quimeras en el tanatorio de mis cuadernos. Y tú al leerlos me preguntas: ¿cómo sabes que han fallecido? Y mi respuesta no contiene palabra alguna, solo una lágrima y el Réquiem de Fauré.