Carlos Soto – Enemigo innúmero (2013)

enemigo-innúmeroContra todo pronóstico y toda esperanza, mi tesón quizá me condujese a un oasis espiritual. Que perdiese la cordura por el camino no sería en ese caso sino un lance deleznable y lo asumiría con tanto gusto como pasión.
Estaba cansado y solo, pero seguía sin necesitar a nadie.

 

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Bowles, Paul – El cielo protector (1949)

Después, las casas se volvieron más destartaladas, las calles estaban más oscuras. En las afueras del barrio árabe el tranvía, todavía atestado de gente, describió una amplia curva cerrada y se detuvo; era el final de la línea. Traducción: Nicole d’Amonville Alegría

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Eco, Umberto – El cementerio de Praga (2010)

He de ir a cumplir con mi deber de gran uniforme. Me he puesto frac y la barba de las veladas en casa de Julieta Adam. Casi por casualidad he descubierto en el fondo de uno de mis armarios una pequeña reserva de la cocaína de Parke y Davis que le proporcionaba al doctor Froïde, […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Huxley, Aldous – Un mundo feliz (1932)

Lentamente, muy lentamente, como dos agujas de brújula, los pies giraban hacia la derecha; Norte, Nordeste, Este, Sudeste, Sur, Sudsudoeste; después se detuvieron, y, al cabo de pocos segundos, giraron, con idéntica calma, hacia la izquierda: Sudsudoeste, Sur, Sudeste, Este… Traducción: Ramón Hernández

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Golding, William – El señor de las moscas (1954)

Y en medio de ellos, con el pelo sucio, el pelo enmarañado y la nariz goteando, Ralph lloró por la pérdida de la inocencia, las tinieblas del corazón del hombre y la caída al vacío de aquel verdadero y sabio amigo llamado Piggy. El oficial, rodeado de tal expresión de dolor, se conmovió algo incómodo. […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Wilde, Oscar – El retrato de Dorian Gray (1890)

Al entrar, vieron colgado en la pared un espléndido retrato de su amo, tal como lo habían visto últimamente, en toda la maravilla de su exquisita juventud y de su belleza. Tendido sobre el suelo había un hombre muerto, en traje de etiqueta, con un cuchillo en el corazón. Estaba ajado, lleno de arrugas y […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Kosinski, Jerzy – Desde el jardín (1970)

Chance empujó la pesada puerta de vidrio y salió al jardín: tensas ramas plenas de nuevos vástagos, gráciles tallos cargados de pequeños retoños se elevaban al cielo. El jardín estaba en calma, sumido aún en el reposo. El viento arrastró unas ligeras nubecillas y la luna brilló en todo su esplendor. De tanto en tanto, se […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Süskind, Patrick – El perfume (1985)

Aparte de una ligera pesadez en el estómago, tenían el ánimo tranquilo. En sus almas tenebrosas se insinuó de repente una alegría muy agradable. Y en sus rostros brillaba un resplandor de felicidad suave y virginal. Tal vez por eso no se decidían a levantar la vista y mirarse mutuamente a los ojos. Cuando por […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Haddon, Mark – El curioso incidente del perro a medianoche (2003)

Y entonces me licenciaré con Matrícula de Honor y me convertiré en un científico. Y sé que puedo hacer eso porque fui a Londres yo solo, y porque resolví el misterio de ¿Quién Mató a Wellington? y encontré a mi madre y fui valiente y escribí un libro y eso significa que puedo hacer cualquier […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

McCarthy, Cormac – La carretera (2006)

Una vez hubo truchas en los arroyos de la montaña. Podías verlas en la corriente ambarina allí donde los bordes blancos de sus aletas se agitaban suavemente en el agua. Olían a musgo en las manos. Se retorcían, bruñidas y musculosas. En sus lomos había dibujos vermiformes que eran mapas del mundo en su devenir. […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Calvino, Italo – Si una noche de invierno un viajero (1979)

Hoy sois marido y mujer, Lector y Lectora. Una gran cama de matrimonio acoge vuestras lecturas paralelas. Ludmilla cierra su libro, apaga su luz, abandona la cabeza sobre la almohada, dice: – Apaga tú también. ¿No estás cansado de leer? Y tú: – Un momentito. Estoy a punto de acabar Si una noche de invierno […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Karinthy, Frigyes – Viaje en torno a mi cráneo (1936)

Nos embarcamos en Goteborg, a las seis y media, en el Britannia, para volver a Hungría, vía Londres. El horizonte se abre ante mí, muy ancho. Esta travesía será, a la edad de cuarenta y nueve años, mi primer viaje por mar. Traducción: F. Oliver Brachfeld Esta obra es la crónica de una experiencia terrible, […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Kerr, Philip – Una investigación filosófica (1992)

¿Cómo explicaros lo que se siente al pasarse toda una vida en este cajón para después irse a algún otro lugar, aunque no sé adónde? ¿Cómo podría explicároslo? La imagen sería algo así: aunque el éter está repleto de vibraciones, el mundo es oscuro. Pero un día el hombre abre sus ojos y se hace […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Salinger, J.D. – El guardián entre el centeno (1945)

De lo que estoy seguro es de que echo de menos en cierto modo a todas las personas de quienes les he hablado, incluso de Stradlater y a Ackley, por ejemplo. Creo que hasta al cerdo de Maurica le extraño un poco. Tiene gracia. No cuenten nunca a nadie. En el momento en que uno […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 1 Me gusta |||||

Tengo averiado el scanner

Tras las vacaciones de agosto, me disponía a introducir nuevos títulos y resulta que el scanner ha decidido declararse en huelga permanente. Espero solucionarlo esta semana y retomar en los próximos días esta antología. Gracias por vuestra paciencia.

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Conrad, Joseph – El corazón de las tinieblas (1902)

La desembocadura estaba bloqueada por un negro cúmulo de nubes, el apacible canalizo que conducía a los más remotos rincones de la tierra fluía sombrío bajo un cielo cubierto; parecía conducir hacia el corazón de una inmensa oscuridad. Trad. Araceli García e Isabel Sánchez El original: “The offing was barred by a black bank of […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Auster, Paul – Trilogía de nueva York (1985)

La ciudad de cristal “El cuaderno rojo, por supuesto, es sólo la mitad de la historia, como cualquier lector inteligente comprenderá. En cuanto a Auster, estoy convencido de que se portó bastante mal. Si nuestra amistad ha tocado a su fin, él es el único que tiene la culpa. En cuanto a mí, mis pensamientos […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Bowles, Paul – El tiempo de la amistad (1962)

“Tal vez otro año”, había dicho el capitán. Fräulein Windling vio reflejada en el cristal de la ventanilla oscurecida la mueca de su propia desesperanzada sonrisa. Quizás Slimane fuera a contarse entre los afortunados, las bajas tempranas. “Si al menos la muerte fuera una certidumbre absoluta en tiempos de guerra”, pensó con gesto torvo, “la […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Perec, Georges – Un hombre que duerme (1967)

No. Ya no eres el dueño anónimo del mundo, aquél sobre el que la historia no tiene peso, el que no sentía caer la lluvia, el que no veía llegar la noche. Ya no eres el inaccesible, el límpido, el transparente. Tienes miedo, esperas. Esperas, en la place Clichy, a que la lluvia deje de […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||

Maugham, W. Somerset – Ars longa, vita brevis (The Alien Corn)

Los criados se sorprendieron de pronto al oír un disparo. Cuando entraron en la armería vieron a George tendido en el suelo con el corazón atravesado por una bala. Al parecer, la escopeta estaba cargada, y George, manipulando con ella, la había disparado accidentalmente. Con frecuencia nos enteramos por los periódicos de sucesos de esta […]

FacebookLinkedInGoogle+PinterestTwitter
||||| 0 Me gusta |||||